Recomendaciones en la cria del Cabecita negra (Carduelis magellanica)

cabecita negra, carduelis magellanicaCABECITA NEGRA (Carduelis magellanica)
Recomendaciones para su Cría

Con este nombre común se conocen varias subespecies de Carduelis magellanicas que viven en América del Sur, desde C.m. longirrostris al norte hasta el C.m. magellanica y el C.m. tucumanus hacia el sur. Dos de ellos difíciles de ver como lo son el longirrotris por el área donde vive y el siemiradzkii por encontrarse en inminente peligro de extinción.

En un estudio realizado por W.E.Clyde Todd (1926) catalogaba catorce subespecies desde el longirrostris considerado hasta hoy el más pequeño y el del pico más largo, hasta el magellanica el más grande de todos. Debemos recordar que el Cardenalito (Carduelis cucullata) a pesar de no ser un magellanica, pertenece al grupo de los cabeza negra.

Esta hermosa ave es ampliamente solicitada por su hermoso canto y por la facilidad con que se híbrida con el canario (Serinus canarius), sin embargo debida a su amplia distribución y a lo prolíficos que son, solamente el Carduelis siemiradzkii se encuentra en peligro actualmente.

Después que estas aves se adaptan al cautiverio se amansan bastante rápido y se reproducen con relativa facilidad. Muchas de estas aves recién capturadas sufren un stress tan severo que son fáciles presas de la coccidiosis y de la enteritis inespecífica, las cuales, sin un tratamiento eficaz y oportuno lo llevarán a la muerte rápidamente. Debemos tomar en cuenta a la hora de adquirir uno de estos ejemplares que este tenga mas de tres meses en cautiverio y examinarlo tocándole el esternón para descartar que este caquéctico y soplar las plumas del abdomen para visualizar si esta hinchado o enrojecido. Otro truco que debemos hacer es mirar los ejemplares desde lejos, ya que estos al sentirse mas seguros reposaran en los posaderos y nos podremos dar cuenta si están tristes o se embolan, muchos comerciantes saben que al colocarse cerca de ellos y movilizarlos se desembolan temporalmente.

Para su reproducción en cautiverio podríamos escribir un libro, pero trataremos de sintetizar lo básico para que todos podamos tener una adecuada orientación en su cría.

PRE-CRIA

 Debido a su libidinosidad y a su agresividad es preferible durante esta época mantener al macho y a la hembra separados. Este período abarca para el hemisferio norte desde el mes de Noviembre hasta el mes de Marzo y para el hemisferio sur desde Abril hasta el mes de Agosto.

Este período será usado por todas nuestras aves para realizar la muda, por lo que debemos suministrarles una dieta básica con el alpiste más una mezcla de semilla tres veces por semana. Esta mezcla estará conformada por las siguientes semillas: Nabina, colza, negrillo, linaza, lechuga, perilla, semillas para finches y pastón de huevo. Igualmente debemos poner a su disposición una mezcla de grit ó grava con concha de huevo triturada. Algunos criadores prefieren conchas de ostras, a las cuales considero mas duras y difíciles de triturar.

Debemos también administrar un polivitamínico durante por lo menos cinco días al mes, o una vez semanal durante todo el período. También aprovecharemos todo este período para aplicar a nuestras aves los antiparasitarios, ya que algunos de ellos necesitan hasta dos meses para eliminarse.

PREPARATIVOS PARA LA CRÍA

carduelis magellanica hembra Este período comienza a finales del mes de Marzo para el hemisferio norte y a finales del mes de Agosto para el hemisferio sur. En él comenzaremos a preparar las jaulas que albergarán las parejas y a realizar la selección de las aves que formarán dichas parejas. La jaula que considero ideal para la cría de estos ejemplares es una que tiene las siguientes medidas: Ancho 60 – 62 cm., alto 35 –37 cm., y profundidad 30 – 32 cm. Reconozco que pueden criarse en jaulas más pequeñas, pero creo que esto aumenta la agresividad del macho y el miedo de la hembra. Otro factor a tomar en cuenta con respecto al tamaño de las jaulas es si nuestra cría es con aves procedentes del medio ambiente o son ya nacidas en cautiverio

Dependiendo de los gustos del criador se puede mantener al macho en una jaula aparte, en la misma jaula separado por una rejilla o los dos juntos en la misma jaula. Realmente esto depende mucho del carácter del macho y de su comportamiento hacia la hembra.

Es durante este período que colocaremos el nido, preferiblemente en un sitio resguardado o mimetizado donde la hembra pueda sentir seguridad suficiente como para llevar adelante la cría. Usaremos el nido de tamaño intermedio, o sea, el que mide aproximadamente ocho centímetros de ancho por tres centímetros de profundidad. Igualmente suministraremos el material escogido para rellenar el nido, algunas hembras dispersaran este material por el fondo de la jaula y muy poca cantidad llegara al nido; otras se abocaran a realizar verdaderas obras de arte.

En este lapso aumentaremos el contenido de proteínas en la dieta, bien con huevo salcochado, pastón comercial o productos que posean concentrado de aminoácidos de los cuales existen varios tipos en el mercado.

Si todo va bien, en las tres o cuatro semanas siguientes, la hembra debe haber fabricado el nido y colocado la primera nidada de tres o cuatro huevos muy blancos, los cuales incubará por doce o trece días, después de lo cual nacerán los pichones.

Debemos decidir en este momento si dejamos o quitamos el macho, basándonos en el conocimiento que tengamos de él, ya que si es agresivo con seguridad terminará acabando con la nidada.

PERIODO DE LA CRÍA

f1 roraima Comienza con el nacimiento de las crías, en este momento comenzaremos a suministrar la mezcla de semillas todos los días y el huevo salcochado no les debe de faltar. Igualmente acostumbro a colocar una hoja de lechuga diariamente y una rodaja de pepino o calabacín una vez a la semana. Esta alimentación se mantendrá hasta el destete de los ejemplares. Un alimento que no debe de faltarles es el pastón de huevo, del cual existen infinidad de marcas y que lo escogeremos según nuestra preferencia o de lo que encontremos en el sitio donde vivimos.

Desde el día anterior al nacimiento de las crías coloco en el agua un antibiótico llamado Enrofloxacina a razón de 0,3 cc por cada 50 cc de esta durante ocho días, luego continuaremos con una sulfa ( Trisulfamida® ) para protegerlos de la coccidiosis. Uso una dosis de cinco gotas por cada 50 cc durante siete días; pero esto depende del producto que utilicemos y de su concentración.

El día de anillado de los pichones dependerá de la velocidad del crecimiento de los mismos; mi experiencia es de anillarlo como máximo el día ocho, ya que después de esta fecha cuesta mucho introducir e anillo. El crecimiento de los pichones esta íntimamente ligado a su alimentación por lo que esto depende de las horas /día luz y si los dos padres están o no. Debemos vigilar durante el día de nacimiento y el día en que se anillan los pichones, que estos no se caigan del nido o que las madres no los tiren al piso en su afán de quitarle los anillos.

Es probable que la hembra comience a realizar una segunda nidada alrededor del día veinte después del nacimiento de los pichones, por lo que preferimos retirar el nido temporalmente tan pronto como los pichones lo abandonan; esto no será necesario sí el macho a permanecido en la jaula.

DESTETE

El momento ideal para realizar el destete de las nuevas crías será cuando personalmente observemos que ya comen solos. Los nuevos pichones serán colocados en una voladora todos juntos y si tenemos alguna hembra de sobra que permanezca con ellos mejor aún, ya que ella se encargará de terminarles de enseñar a comer las diferentes semillas y alimentos. Continuaremos suministrando la misma alimentación durante dos meses más.

PRIMEROS SEIS MESES

Estas aves son muy delicadas durante el primer año de vida y especialmente durante los primeros seis meses, ya que son fáciles victimas de la coccidiosis y de la enteritis. Un buen consejo para alejar estas dos enfermedades es mantener una excelente higiene dentro de la jaula.

Es necesario mantener el agua siempre muy limpia, y lavar muy bien la lechuga, el pepino y el calabacín, evitarles al máximo el stress y acidificarles el agua. La acidificación del agua la llevamos a cabo con un producto llamado Wimosan®, siguiendo las indicaciones del fabricante

Espero haber podido englobar y sintetizar el objetivo de la cría de los Carduelis magellanica, y para cualquier información adicional quedamos completamente a sus órdenes por la siguiente dirección: chogui@telcel.net.ve

Dr. Carlos L. Ortega G.
Valencia. Venezuela
Socio A.C.O. Nº 8

chogui@telcel.net.ve

cedido para http://www.canariculturacolor.com

Te puede interesar

Escribe un comentario