Problemas oculares de las aves

problemas oculares en aves y canariosLos problemas oculares en las aves no suelen constituir con frecuencia un problema grave. Sin embargo, como las aves necesitan confiar fuertemente en su sentido de la vista para realizar sus actividades diarias. Un ave que tenga problemas en la vista se encontrara con una importante desventaja para competir por el alimento, el agua, y por su posición en la escala social del aviario.

Toxicidad por Amoníaco

Los gases de amoniaco (NH3) son los causantes más importantes de las irritaciones oculares en la producción animal, este gas causa una irritación grave en las membranas conjuntivas (que delimitan los párpados), en la superficie blanca de los ojos, en los senos y en la tráquea. Las aves afectadas tienen los párpados hinchados y enrojecidos, y evitan la luz porque que les hace daño. Si los niveles de amoníaco persisten altos, la córnea, en su parte más frontal del globo ocular, puede llegar a ulcerarse y pueden quedarse ciegos.

El gas de amoníaco es un producto bacteriológico que se produce cuando el ácido úrico del estiércol de las aves se combina con el agua, formándose un ambiente apropiado para el crecimiento bacteriológico. El crecimiento bacteriológico, y la producción resultante de amoniaco( NH3), dependerá directamente del pH y la temperatura de la yacija o del estiércol.

Viruela Aviar

La viruela aviar es una enfermedad vírica que afecta a muchas especies de aves. La viruela aviar afecta principalmente a los pollos y a los pavos. La viruela de la paloma afecta a las palomas, pollos, pavos, patos, y gansos. La viruela del canario, infecta a canarios, pollos, gorriones, y probablemente a otras especies.

La viruela se caracteriza por las erupciones que produce en las áreas no cubiertas por las plumas del ave (cabeza, patas, barbas, etc.). Si las lesiones están situadas alrededor de los ojos, pueden producir una inflamación que puede causar el deterioro de la vista y posiblemente ceguera en los casos muy severos. Generalmente, el globo ocular no se ve afectado y una vez que las lesiones desaparecen, recuperan la vista.

Infecciones Bacteriológicas

Un buen número de infecciones bacteriológicas pueden ocasionar lesiones en los ojos. Las bacterias salmonellas y particularmente Salmonella typhimurium y Salmonella Arizonae, se conocen por ocasionar severas conjuntivitis purulentas y oftalmitis (inflamación con pus del globo ocular y la conjuntiva) y ceguera. Frecuentemente los pollitos son infectados por transmisión directa de las reproductoras a través del saco vitelino o mediante el contacto a través del ombligo.

Infecciones por Hongos

Los hongos crecen fácilmente sobre diversas y diferentes materias, entra las que se pueden incluir a la yacija de la cama y a los alimentos. Un hongo muy común es el Aspergillus . Las aves pueden ser expuestas al Aspergillus o a otros hongos en el nido, o más usualmente en presencia de una yacija húmeda. A pesar de que al Aspergillus se le considera comúnmente como a un agente patógeno de las vías respiratorias, también puede penetrar al cerebro y al ojo. Cuando penetra en el ojo desarrolla unas placas amarillas, las cuales se pueden encontrar debajo del párpado. El ojo sufre una inflamación y pueden producirse lesiones graves. 

Infecciones Respiratorias

Un buen número de enfermedades respiratorias pueden ocasionar una conjuntivitis, incluyendo a las laringotraqueítis, bronquitis infecciosa, clamidiosis, y micoplasmosis. Estas infecciones no dañan el ojo directamente, pero ocasionan molestias a las aves, que las obliga a frotarse y arañarse los párpados. La lesión permanente del ojo por estas condiciones es rara. Sin embargo, puede desarrollarse una sinusitis, ocasionando la inflamación del seno situado debajo del párpado aumentando el malestar del ave.

Deficiencias Nutricionales

Las deficiencias de ciertas vitaminas, tal como la vitamina A y la vitamina E, pueden resultar en lesiones para el ojo. La Vitamina A es necesaria para la producción de pigmento visual de la retina y para el mantenimiento del revestimiento de los conductos del lagrimal. La Vitamina E es necesaria para el mantenimiento de la proteína de la lente del embrión en desarrollo. La Vitamina E pasa desde la madre al huevo. Si la reproductora recibe cantidades inadecuadas de vitamina E en la dieta, el embrión sufrirá una deficiencia de vitamina E y su ceguera es muy posible.

Desordenes de desarrollo

Suelen ocurrir algunas anormalidades congénitas en la formación y colocación correcta de los ojos, pero estas incidencias son bajas. Estas anormalidades incluyen la falta de uno o de ambos ojos, ojos de reducidos de tamaño o mala ubicación de los ojos en la cabeza. Estas anormalidades pueden ser hereditarias o pueden ser debidas a condiciones inadecuadas durante la pre-incubación o en la incubación.

Cataratas

Una alta incidencia de cataratas puede ocurrir en aves que hayan sufrido o sufran una deficiencia de la vitamina E o que hayan sido expuestas continuamente a algunos tipos de iluminación artificial.

Traumatismos

Lesiones al ojo y a las estructuras circundantes pueden ocurrir en el aviario, durante el transporte de las aves, o en la jaula por causa de un mal mantenimiento de los bebederos, comederos etc. o por peleas.

 

Enviado por Irial 

Te puede interesar

Escribe un comentario