Parece que fué ayer – Difusión del Rizado Padovano ( II )

Artículo sobre el canario de postura rizado padovanoHasta la cosa más humilde  tiene su propio  aniversario. Domingo, 14 de noviembre de 1993. Diez años de satisfacciones en el Club de Criadores del  Padovano( o Paduano), Club Goffered.

Me desplacé   a Padova, en compañía de mi hermano, para conocer con mis propios ojos la raza  y allí coincidimos con Ermanno Galione, uno de los asociados y fundadores del club.

Se trataba de  un juez ciertamente estricto, de carácter no demasiado fácil de entender, pero que a pesar de todo me aguantó como amigo con muchísima paciencia.

 En su día nació una amistad y una colaboración que siempre perdurarán. Después de 10 de actividad del club, desearía modestamente, hacer mención de una persona que ha dado todo por mejorar la raza del padovano. Con mucha inteligencia, con mucho sacrificio, y también con algún disgusto que otro, pero con un único pensamiento, el padovano como canario. Me gustaría hacer una reseña a dos asuntos, exposiciones  y tamaños, de lo que en los últimos años mucho se ha hablado y discutido.

Sus encuentros los mantenía con varios entendidos, creando afortunadamente un espacio de discusión y objeciones, necesarios para fijar un objetivo común.

El padovano, como Indro Montanelli apuntaba  en un artículo suyo, es mucho más que un canario.

El Club Goffered criador del padovano, sobre todo en los primeros años de su nacimiento, de igual forma gracias al esfuerzo de Ermanno( ahora de luto en su recuerdo), ha dedicado mucho compromiso y muchas reflexiones sobre el tema, muchos sondeos, y en esta ocasión ha lanzado la alarma de lo que realmente esta sucediendo.

fotos de canarios rizados padovanosGalione  cuidó la raza con franqueza, teniendo en cuenta lo expuesto en otros períodos, según me explicaba pacientemente, para no perder la vista atrás, eso le parecía importante, no perder la vista atrás.

Sus deseos me tranquilizan aún, desde donde quiera que él esté, le continuarán leyendo, pero no quiero parecer demasiado sentimental al recordarlo.

 Su club, guardará como un tesoro de mucho valor todas sus indicaciones, estarán a buen recaudo.  Indudablemente.
En el verano del 93, su club ya intuía lo que sucedía, y lo atestiguo. La longitud de la raza, una de sus principales características se estaba perdiendo, lentamente es cierto, pero de forma irremediable iba disminuyendo.

Recuerdo ya, a partir de cierto año, el anillamiento con un tipo de anillas B ( los de tipo C, recordando  y haciendo uso de mi memoria, serían hoy día demasiado grandes para el padovano actual, y ello seria una incitación de los criadores sin escrúpulos), y si todo sigue así, el riesgo para su estándar  está asegurado, por desgracia.

Nadie se olvida de él, podemos estar seguros que el padovano volverá a buscar sus  propios orígenes,  su longitud adecuada, por su propia supervivencia( incidiremos en ello después), puesto que siempre fue un canario hermoso.

No sólo su medida ideal, sino su presentación en su conjunto, con el resultado de tener un canario  más similar al rizado del  norte,  para no olvidar su talla de en tiempos pasados.

Volviendo atrás, antes de continuar, explico que en los últimos tiempos según los criterios de enjuiciamiento, su longitud perfecta era de 18 o 19 centímetros.

Independientemente de su longitud y de su postura,  resistiéndonos a aquellos criadores de  “del norte”, la raza que más se le parece, debe conseguirse más cuantía y longitud de plumaje, tanto es así que, en su defecto, parecerá más grande.

foto rizado paduano

Naturalmente a ello, contribuye en buena medida, el collar, el abdomen emplumado, y una culata abundante, pero también el contraste entre los diversos rizos, más desarrollados en número que en  su "oponente".

Por el propio bien, se entiende como algo lógico,  tomar la deferencia sobre la verdad y poseer la longitud fijada de 18-19 centímetros, razonando, que en el ejemplar novel no llegue a los 19 CMS propios de un adulto macho, de clase B ( la C.O.M no considera esta clase, de antemano).

fotos canarios rizados italiaEllo conlleva que una talla de 17,5 CMS, según las normas de ornitología internacional, se pueda considerar como estándar. En tal caso, la propia sensibilidad del juez y su experiencia, serviría para establecer si tal longitud puede recibir un punto de penalización, independientemente de la forma del ejemplar.

El canario novel sujeto a la longitud estándar, podrá recibir penalizaciones de un punto o dos, si tiene plumaje descompuesto en la cabeza y el moño, sirviendo como argumento  al juez como una longitud mayor, llegando al limite de otras razas( según criadores  de París, NDR).

En cualquier caso, uno mismo hubiera preferido que la longitud se estableciera en 19 CMS, pero mi opinión sólo es una más), pero como se deducirá, entre el  dicho y el hecho, puede haber mucha distancia.

El estándar no puede ser completamente estricto, debe dejar un pequeño margen para las propias interpretaciones de cada uno, a las sugerencias de muchos que demandan otra talla, pero el grupo de jueces suponen tus defectos pero no los suyos.

No se entiende  que la cabeza pueda estar – en el consorte –  con una anchura máxima; el moño es similar al de un Crest, simétrico, hasta caer por detrás del canalón y los ojos, y esto, reduzca la longitud.

Es posible obtener buenos ejemplares   a partir de los 16 centímetros inclusive. Lo importante es que haya buen entendimiento entre criadores y jueces.

Pero desgraciadamente los criterios de los jueces sobre este punto carecen de comprensión.

Es enigmático como las colas, algo no exageradamente importante pueda y deba tener un plumaje simétrico, siendo más trascendental el plumaje de gallo en el arranque de la misma.

No intento desafiar a nadie y Ermanno pensaba puntualmente igual, que el padovano debe de tener una dimensión,  pero que me mantendría firme en mi manera de pensar, sobre el estándar de la CNT: 18-19 centímetros. Incluso se podría llegar a los 19 centímetros.

canarios padovanos italianosLa talla no debe ser un impedimento para conseguir estandarizar la bonita raza.

Muchos de los criadores, solo les importa la longitud, cuando se convendría de considerar de la misma manera la anchura o el volumen del canario.

Apenas a modo de ejemplo,  modelos a partir de 19 centímetros fueron expuestos, con dos rizadas pequeñas de los flancos, dos exilios del spalline, con penalizaciones a los dos curlings, vendría también penalizada su exposición, puesto que la longitud es ciertamente adecuada pero no su volumen corporal.

Si la memoria no me falla, hace muchos años fue sugerido a los criadores de esta raza para no rebajar de los 19 centímetros.

Fatídico, como vaticinaron  los primeros criadores del Padovano, puesto que esto habría implicado un plumaje ciertamente desordenado y el empeoramiento consiguiente de los rizos.

A partir de años noventa surge el problema opuesto y esto es algo indiscutible.

Se llego a exponer, que la extensión del pájaro dependía de la  región que visitáramos.

Y esto es una circunstancia, desafortunadamente, variable por el mérito o culpabilidad (depende de los casos)también de nosotros, los criadores.

En  Padova y en el Triveneto, tierra donde de donde es originario  el Padovano, los criadores – como en el resto de sitios – sugieren  siempre a  este club, Goffered, la recuperación del volumen del animal, pero en otras zonas de Italia esto no puede aplicarse. En Lombarda sin ir más lejos he visto a ejemplares que tenían  del padovano original en verdad muy poco.

Siento apuntar esto.

Debemos más ser objetivos. Muchos – incluido nosotros, los criadores – no tenemos  capacidad para libertarnos del defecto del pesimismo, tenemos el defecto  de ser implacables con los defectos de los demás  y extremadamente indulgentes con los nuestros.

La crianza del Padovano no tiene necesidad de ponerse en tela de juicio.
Debemos de tener en cuenta las opiniones en contra, como  la vida misma, saber perder y hacer propósito de enmienda, como dijeron el gato Silvestro y los casos de Caterina (explicados a los chavales en los colegios). Uno debe saber encajar las quejas cuando menos lo espere, porque así un día cualquiera estará en condiciones de encajar los cumplidos.

standar rizado padovano ¿Qué hacer por lo tanto? ¿Que puedo decir?. No lo sé, créanme. ¿Aconsejarles?. Prefiero que no. Pero intentaré darles una opinión, una simple opinión.

El hecho es que, y suele darse a menudo, el tipo Padovano “pequeño” gana a las variedades mayores, y no debería ser así. El Padovano tiene su estándar, pero me refiero a los documentos de F.O.I y el  estándar de la misma, los criterios de juicio, que cada criador, y juez deberían respetar.

Mi hermano y yo, conservadores del legado  de Ermanno,  intentamos siempre buscar sustentos para una conservación adecuada, pero a veces no es posible unificar criterios. En estos casos preferimos dejar una puerta abierta a otras opiniones.

Galione – dijo – "El padovano debe conservarse como siempre fue, sin necesidad de tener que recordarlo constantemente ".

Además la presencia de un tamaño estándar facilitaría  el control  de ejemplares idóneos, y simultáneamente  de ejemplares que no son como deberían ser, con relación a sus progenitores, creando líneas de ejemplares aptos para la reproducción.

Y  de este trabajo mediante esta línea selectiva se obtendría una continuación de muchos de los miembros del Ns.Club (hablo por lo menos sobre todos esos criadores a que conozco personalmente).Y no son pocos.

"Padovano seguro Minimus" como los definen, teniendo una talla menor son más fáciles para reproducir. Pero las razones de su incremento están claras:

Las cosas por ser más simples  no son  siempre mejores.

Eternamente militará la misma controversia: A partir de 18 – 19 centímetros, o no.

No son bien acogidos, es verdad: pero existen, de tamaño grande y pequeño, es una realidad. En otras épocas tuvieron  inclusive ciertos problemas con su plumaje, no  por falta de información, sino porque  la crianza siempre da alguna sorpresa.

Personalmente cuando me encuentro con alguna característica nueva, no permito que quede en el olvido.

Ahora estamos en verano, época de muda y de holguras: época de vacaciones y distracciones, de no cuidarnos en exceso…  Pero el otoño vendrá, la estación de las “castañas”, de las carnes asadas, de concursos y  exposiciones, pero eso sí,  con la falta de información de siempre.
Persevero, animado, para que se subsane.

Valendino Giuseppe
Via Matteotti 21
20050  Triuggio (MI)         R.N.A CP09 RAGG.04 ASS.333

Traducido al español por Luis David Romero López
para http://www.canariculturacolor.com

Te puede interesar

Escribe un comentario