La variavilidad genetica en poblaciones animales y sus efectos sobre la reproduccion

La tasa actual de extincion de especies,y la amenazas que ponen en peligro a muchas otras,han generado un intenso debate sobre las estrategias mas eficaces para frenar la crisis de la biodeversidad.Ante la escasez de recursos disponibles para abordar el problema en toda su magnitud,es necesario priorizar adecuadamente las actuaciones de forma que ,a largo plazo,se conserve la mayor riqueza biologica posible.Es fundamental que dicho debate se aborde en profundidad en nuestro pais,pues España se carcteriza tanto por tener una gran riqueza biologica,como por el elevado porcentaje de especies amenazadas,lo que nos situa en una posicion de gran responsabilidad.Las poblaciones naturales son viables siempre que los individuos que las componen sean capaces de reproducirse y que las tasas de mortandad no superen a las de reclutamiento.En especies en peligro de extincion es comun que el declive en el numero de individuos conduzca a la fragmentacion en poblaciones pequeñas y asiladas.Esto hace que sea frecuente el apareamiento entre individuos relacionados geneticamente,fenomeno que se denomina.Dicha consanguinidad conlleva efectos negativos que, en su conjunto,se conocen como .el efecto negativo mas conocido de la consanguinidad es el aumento de la mortandad de las crias poco tiempo despues del nacimiento.Los primeros estudios sobre consanguinidad se realizaron en poblaciones mantenidas en cautividad,lo que condujo a la creencia de que la consanguinidad era un fenomeno artificial de poca relevancia en poblaciones naturales.esta vision se mantuvo durante cierto tiempo debido a la imposibilidad de detectar consanguinidad en poblaciones naturales.Sin embargo,el desarrollo de tecnicas moleculares ha permitido recientemente estudiar la influencia de la consanguinidad en poblaciones naturales,desvelando efectos mucho mayores de los previstos.Dichos estudios han demostrado que la consanguinidad es un fenomeno comun incluso en poblaciones naturales que no han experimentado una reduccion significativa de su tamaño y que no se encuentran aisladas.Quizas el resultado mas innovador es que,al contrario de lo que comunmente se cree,la consanguinidad no causa muertes por ,sino que hace a los individuos mas vulnerables a causas ambientales de mortandad,y que dichos efectos se exacerban ante condiciones ambientales adversas.Asi pues,cuando hay escasez de alimento los individuos consanguineos se encuentran en peor condicion fisica,y cuando la densidad poblacional es elevada los individuos consanguineos tienen una capacidad menor de defenderse frente a los parasitos.Como consecuencia de estos efectos los individuos consanguineos son los primeros en morir ante condiciones de estres ambiental.En una poblacion natural(exenta de riesgos) esta elevada mortandad de los individuos consanguineos hace que sean rapidamente eliminados de la poblacion,lo que redunda en beneficio de la variabilidad genetica de dicha poblacion.Sin embargo,en una especie amenazada donde el numero de individuos es bajo y la consanguinidad es un fenomeno estendido,la elevada tasa de mortandad de los individuos puede conducir a la especie a la extincion.Las investigaciones sobre los efectos negativos de la consanguinidad en la reproduccion de las hembras no han ido acompañadas de esfuerzos similares para comprender los efectos sobre la reproduccion de los machos.Los primeros estudios que abordaron el analisis de la reproduccion masculina se llevaron a cabo en guepardos,y se concluyo que la consanguinidad habia empobrecido la calidad seminal de los machos,hasta el punto de poder conducir a la especie hacia la extincion.Sin embargo,la metodologia de dichos estudios fue severamente criticada y ello condujo a un acalorado debate que permanecio sin resolver durante muchos años.Nuestro grupo de trabajo ha desarrollado una linea de investigacion con tres especies de gacelas en peligro de extincion,que forman parte de un programa de reproduccion en cautividad en la estacion experimental de zonas aridas(csic),y que ha contribuido a resolver este debate.Nuestros resultados han demostrado que la consanguinidad conduce a un empeoramiento de la calida seminal de los amchos y,en concreto,que aumenta la proporcion de espermatozoides con anormalidades morfologicas y disminuye su motilidad,caracteristicas que son importantes para que los espermatozoides puedan fecundar.Ademas,hemos encontrado que los espermatozoides de machos consanguineos tiene anormalidades en la cantidad de ADN lo cual implica que,en los casos en que dichos espermatozoides consigan fecundar, el desarrollo embrionarios se interrumpira en fases muy temparnas.Nuestros estudios apuntan a que la contribucion del macho a la mortandad es importante.Este efecto habia pasado desapercibido hasta el presente debido a que es mas dificil de detectar que en el caso de la mortandad perinatal.Los efectos negativos de la consanguinidad son,pues,muy importantes y afectan tanto a la reproduccion femenina como a la masculina.Actuan tanto en poblaciones en cautividad donde, de hecho,es mas dificil detectarlos dado el mayor cuidado que se brinda a los animales,como tambien,y de manera generalizada,en poblaciones naturales.Es de preveer que la progresiva fragmentacion del habitat intensifique los efectos de la consanguinidad en un futuro nada lejano.Sin embargo,no todo son malas noticias,pues los efectos de la consangunidad son facilmentes reversibles mediante un adecuado sistema de manejo del material genetico de la poblacion afectada.Tradicionalmente,la forma en que se ha implementado dicha solucion ha sido mediante la introduccion de nuevos individuos en poblaciones,aunque esto puede ocasionar problemas relacionados con aspectos sanitarios o de comportamiento social.Las tecnologias reproductivas aportan nuevas posibilidades para afrontar estos problemas y una de las herramientas mas utiles y poderosas es el desarrollo de bancos de recursos geneticos para poder mantener y conservar el maximo de diversidad genetica de poblaciones naturales.jjfp.cn e 126–Gijon.Articulo por:Doña Montserrat GomendioInvestigadora del Museo NacionalDe Ciencias Naturales (CSIC) Madrid

Te puede interesar

Escribe un comentario