Historia de los canarios Roller o Harz

historia del canario roller o harzEsta excelente raza también es conocida con los nombres de Soller, Aderroller o, más simplemente, "canario noble de raza Harz"

De origen muy antiguo, nos llega de algunas regiones de Alemania del norte, concretamente de los montes Harz, y se afirma, no sin razón que los canarios de esta raza son los mejores cantores que existen.

En Francia, a los canarios de esta raza se les conoce con el nombre de Canarios Sajones o de Andreasberg, denominación ésta que constituye un error porque el canario sajón pertenezca a otra especie y es comúnmente criado en Sajonia; en cuanto a las raza de los Andreasberg podemos asegurar que está extinguida.

He aquí un breve resumen sobre los canarios de la raza Harz. Alrededor del año 1650. las crías de canarios de Noruega tenían tanta fama que los pájaros de este país se exportaban a todo el mundo. La raza se distinguía, más que por su belleza, por su canto, que muchos aficionados consideraban extraordinario.

Los criadores alemanes se dedicaron con gran tesón a perfeccionar el canto de sus canarios poniendo a los ejemplares de la raza Harz junto con pájaros de otras razas, como alondras, jilgueros, currucas y pardillos, es decir pájaros ya famosos por su canto.

El sistema, en verdad extraño, produjo los efectos esperados: los canarios están dotados de un gran poder de asimilación y además de las notas que aprendían de sus compañeros añadían las que les dictaba su fantasía, su inspiración y la extraordinaria capacidad de sus cuerdas vocales.

De este modo, en breve espacio d tiempo los criadores de canarios de Baviera, y de Turingia obtuvieron tan gran cantidad de demandas que no daban abasto para todas y su fama se fue difundiendo por todas las partes del mundo.

Existían localidades en que la cría de canarios Harz era la única industria del lugar, siendo comprensible que los criadores se dedicaran a ella con inteligencia y amor.

Sant’Andreasberg, sobre todo, fue conocida en todas partes por su escuela y por la estricta selección que hacía de estos pájaros. Los criadores de canarios Harz descartaban todos aquellos pájaros que no les satisfacían plenamente, lo que les permitía garantizar plenamente a sus clientes una pureza de canto y de raza que difícilmente se podía encontrar en otras razas.

Los criadores incluso establecieron un acuerdo por el cual cada uno de ellos enseñaría una sola estrofa musical a sus canarios. De este modo pudieron conseguir la máxima perfección. Fue en aquella época cuando se hicieron famosas las escuelas de Soller, de Knorre, de Schockel y de Wasserolle, por citar las más conocidas.

Los criadores, después de examinar atentamente las posibilidades canoras de cada ejemplar y de establecer en qué tono y clave musical podía cantar, le enseñaban "la frase musical" elegida para sus canarios. Esta especie de sigla musical distinguía una escuela de otra.

Muy pronto, los criaderos de este tipo se extendieron por toda Alemania y la afición por los canarios Harz se propagó entre la población, cualquiera que fuese su clase social: obreros, artesanos, campesino y terratenientes se dedicaron a esta tarea con una pasión y una seriedad sin límite.

Se organizaban concursos de canto en muchas poblaciones de Alemania que eran verdaderos conciertos y tenían por jurado a músicos y compositores.

Unidos por un único afán, los terratenientes y los campesinos, vistiendo pantalón de cuero y empuñando grandes jarras de cerveza en la mano, animaban a sus canarios favoritos.

La fama y la gloria se la llevaron casi siempre criadores como Volkmann, Enrtges y unos pocos más, hasta el día en que conocieron la maravillosa capacidad canora de los ejemplares criados por un modestísimo minero llamado Trude. Aquellas pequeñas aves, gracias a su enseñanza, eran capaces de modular unas cuarenta variedades de canto. A partir de entonces, algunos criadores abandonaron el sistema de enseñar sólo una frase musical y el resultado fue satisfactorio.

Eliminados ciertos defectos y deficiencias y enriquecido el repertorio de cada uno de estos animales, se obtuvieron cantores de una perfección verdaderamente extraordinaria.

Los precios iban en alza y, sin embargo, llegaban demandas de todas partes del mundo que superaron los límites que existían hasta aquel momento.

Los Harz que todavía se crían en la actualidad, son los descendientes de los gloriosos canarios alemanes del siglo XVII y se clasifican todavía con el mismo nombre que se les conocía anteriormente: "Original Seifert Stamm"
El plumaje de los canarios de raza harz es de color verde, pero se pueden encontrar también aves amarillas, amarillas con manchas verdes, amarillas con manchas marrones e incluso totalmente blancas. Estas últimas son preciosas.

El tamaño de esta raza no es excepcional; robusto y de estatura media, está muy bien constituido y es elegante, esbelto y delicado. A pesar de su extraordinaria vitalidad, es muy cauto y desconfiado con los extraños, por ser extraordinariamente sensible, se asusta mucho y se agita fácilmente, ya que intuye posibles peligros. Se aficiona desmesuradamente a sus criadores.

En una postura erguida y elegante, canta con el pico cerrado mientras el pecho se le hincha por debajo de las plumas. Su canto es melodioso, triste, melancólico y dulcísimo, mientras que a veces es tan sólo un susurro.
Sus notas son bajas, pero largas, aunque se pase todo el día gorjeando, su voz nunca llega a cansar; al contrario, a las personas que lo escuchan les proporciona una gran distensión y calma.

La cría y reproducción de los canarios de esta raza no requiere cuidados diferentes de los que generalmente necesitan los canarios normales; en cambio, lo que debe ser objeto de especiales atenciones es el acoplamiento, para que de este modo los recién nacidos tengan las mismas cualidades canoras de sus padres.

Se sabe que todo lo relacionado con la capacidad de canto es hereditario, pero son muy pocas las personas que sepan que cada estrofa depende de una célula distinta; por tanto, puede suceder que en los acoplamientos una célula emerja de otra de manera completamente independiente, o bien que dos células se anulen mutuamente, o que de dos aves que se acoplen nazcan ejemplares realmente magníficos tanto por su belleza como por su canto.
Por desgracia, a veces no basta con la elección de dos aves perfectas para obtener buenos ejemplares, sino que tan sólo la suerte es la que premia o no los esfuerzos y la dedicación del criador.

Quienes se propongan criar canarios de la raza Harz deben poseer buenos conocimientos teóricos de esta raza; la experiencia vendrá después, con el paso de los años y a costa de fracasos, sacrificios y desilusiones que servirán, a pesar de todo, de enseñanza al criador.

Las primeras adquisiciones no deben ser nunca demasiado importantes para de este modo reducir al mínimo las pérdidas en dinero que derivarían de los fracasos.

Hay que pensar que los criadores alemanes han tenido que pasar por la experiencia de muchas generaciones antes de obtener los resultados qu todos conocemos.

Para lograr resultados positivos hay que aprender a la perfección la psicología del animal, además de toda la problemática que se refiere a su cría, nutrición, enfermedades, incubación, muda, etcéter.

Estos conocimientos sólo se pueden adquirir con el transcurso de años de prueba, a lo mejor plagados de fracasos y de roerse, lo mismo que sucede al jardinero cuando, para obtener nuevas variedades de una flor ha visto pasar años, volcando energías y venciendo desalientos.

Para la alimentación del canario Harz, hay que suministrar una dieta variada a base de alpiste, semillas germinadas y una mezcla compuesta de semillas de colza, 200g; separaban, 80 g; avena, 40 g; semillas de Níger y lino, 20 g; y semillas de lechuga y adormidera, 10 gramos.

La administración se regula según los períodos de incubación y de muda

El período de los amores y de la reproducción se inicia a mediados de abril y termina a mediados de julio.

——————
Extracto de "Cría Moderna de los canarios" Marina Roberti

Fotografía cedida por Alejandro Cuervo para http://www.canariculturacolor.com  

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   michel.bayern@hotmail.com dijo

    imprecionante trabajo de los cridores alemanes

  2.   Angello dijo

    hola solo kiero desir que estome gusto y que ya se de que origen es micanario

Escribe un comentario