Cría de Jilguero en cautividad

Articulo sobre la cría de Jilguero en cautividad
Experiencias con la cría del Jilguero en cautividad:

Como todos sabemos, la cría en cautividad de estos pájaros es bastante complicada, pero mi experiencia personal me ha demostrado que no es imposible.

En primer lugar, conseguí que una pareja de canarios me sacara adelante dos puestas de jilgueros (huevos de nidos silvestres); de estas puestas, seleccioné varias hembras bastante dóciles y las guardé directamente en un jaulón con varios jilgueros cazados con la red.
Cuando llegó la época de apareamiento, separé cada pareja en una jaula de cría de canario y como me aconsejaron en la sociedad a la que pertenezco, les administré un choque hormonal que ahora os explico y detallo.

A.- PARA LOS MACHOS:
Se procederá a la administración de "METILTOSTERONA" 0.3 gramos por litro(Melodyl) con la siguiente psdología:

CICLO A:
Durante la primera y segunda semanas de tratamiento, se administrarán 5 gotas de esta solución madre por cada 30 ml. De agua de bebida (un bebedero).
Durante la tercera y cuarta semanas, se administrarán 10 gotas por cada 30 ml. De agua de bebida.
Descansar durante dos semanas y continuar con el ciclo B.

CICLO B:
Repetir las pautas de la 1ª, 2ª, 3ª y 4ª semanas y sin descansar, durante la 5ª y 6ª semanas, aplicar 15 gotas de solución por cada 30 ml. De agua de bebida.

B – PARA LAS HEMBRAS:

Para las hembras usé un sistema que en la sociedad a la que pertenezco usan para macho y hembra, aunque yo prefiero para los machos usar la anteriormente descrita.
Este sistema consiste en administrar un mes antes de la cría y seguir con él durante esta, parando solo cuando la hembra hace la puesta.
Consiste en administrar un bloqueante de la hipófisis, así, se les dará en el agua de bebida una solución de "CLOMIFENO" (Clomifen casen) a razón de una cápsula de 25 mg. Por litro de agua de bebida, administrar como única agua de bebida durante seis días, descansar otros tantos. Es posible seguir el tratamiento durante la cría, pero se ha de parar cuando la hembra hace la puesta y por supuesto cuando llega el verano.
Con este sencillo método conseguí sacar de una de las parejas, 8 jilgueros, de los que las hembras, me siguen criando en cautividad cada vez con menos problemas.

José S. Benítez Hernández

Te puede interesar

Escribe un comentario