¿Queremos verdaderamente resolver el problema de la talla del Gloster?

POR: GIULIANO PASSIGNANI Y JUAN MOLL CAMPS
Jueces de canarios de Postura OMJ/COM

Últimamente la talla del Gloster es un tema de rabiosa actualidad y controversia entre los criadores y jueces en torno a este precioso canario, el más popular de entre las razas de Postura Lisa, dadas sus excelentes cualidades reproductoras.

Durante la última década, hemos constatado impasibles un constante aumento de su talla, problema que empezó en su propio país de origen, Inglaterra, y que se ha ido extendiendo por todos los países del continente europeo. La evolución del pájaro y el deseo por parte de los criadores de dotarlo de una mayor redondez y forma, fueron el inicio de este problema.

En la búsqueda de este fin, el Gloster fue cruzado con el Crest y el Norwich que, efectivamente, le han proporcionado mayor redondez, volumen y un abundante plumaje con el consiguiente aumento de talla, con lo cual el pájaro poco a poco ha ido perdiendo la agilidad que le caracteriza con un constante movimiento en la jaula saltando de un palo al otro.

Mucho se ha escrito apoyando el criterio de que los jueces debían buscar, en el momento del enjuiciamiento, el equilibrio de los diferentes conceptos de la planilla, primando la cabeza, forma y redondez del canario. Esta teoría ha hecho olvidar o descuidar que la talla iba aumentando. Se pretendían armonizar las proporciones.

En la Reunión de la OMU de Palaiseau (1999), con asistencia de Jueces de Postura de todos los Países miembros de la COM, la delegación Inglesa manifestaba que la Convención Inglesa del Gloster había tomado la decisión de revisar el estándar imponiendo la reducción de la talla a 11 centímetros, como llamaba la atención a los aficionados y jueces, al objeto de reconducir el Gloster a sus características tradicionales. Debemos recordar que el país de origen de cada raza es el que impone el estándar.

Por las mismas fechas, en Italia, un elevado número de criadores presentaron un escrito al club del Gloster Italiano, denunciando a los jueces por premiar a Gloster cada vez más grande, manifestando su decisión de no volver a concursar hasta que se tomaran decisiones serias encaminadas a atajar el problema.

Al respecto de la situación descrita, esta es nuestra opinión particular basada en el estándar.

 

  • El Gloster debe tener una talla pequeña.
  • Es evidente que casi todos los aficionados están criando canarios excesivamente grandes que resultan premiados.
  • A las exposiciones no llegan pájaros de pequeña talla, lo cual condiciona al juez que premia a los que estiman mejores en su conjunto.
  • Raramente los sujetos de pequeña talla tienen la redondez que buscan los criadores (Cabeza-Forma-Cuerpo); menos volumen y calidad de plumaje que, por contra, si tienen los mas grandes.
  • Los Jueces deberemos ser consecuente con lo que exige el estándar, penalizando paulatinamente y advirtiendo al criador. Tenemos una gran responsabilidad.
  • Analizando los conceptos de la planilla de enjuiciamiento, el correspondiente a la talla tiene 15 puntos y suele ser justamente penalizado, pero, por lo general, los otros conceptos importantes suman 55 puntos, se ven favorecidos.
  • Al reducir la talla, a nuestro entender, el estándar ingles debería haber aumentado a 20 puntos este concepto.
  • La excesiva redondez y las cabezas voluminosas son impropias del Gloster Consort, al ser características derivadas del Norwich, al igual que las moñas demasiado grandes provienen del Crest.
  • Deben ser los propios criadores quienes tienen que eliminarlos de sus criaderos, no poniendo a criar los pájaros de talla excesiva. Solo empezando por ahí, se dará el primer paso para que el Gloster empiece a ser el mismo.
  • En el Mundial del 2001, entro en vigor la normativa de la COM que fija la talla en 11 centímetros, medida encaminada a frenar paulatinamente los excesos de talla. Esta medida fue aprobada por unanimidad de todos los países representados en Palaiseau, entre ellos España e Italia.
  • Seria muy interesante que se crearan en todos los países Órganos de Control y Formación para criadores y jueces, con la implicación de las Asociaciones. Las Comisiones técnicas deberían tomar la iniciativa y al término de cada temporada de exposiciones evaluar los resultados.
  • Es necesario devolver al Gloster su elegancia, vivacidad y agilidad de movimiento, recuperar su forma y pequeñez, de modo que devuelvan su simpatía y el justo equilibrio.
  • Es una labor ardua, difícil y a largo plazo que nos incumbe a todos. Es un trabajo apasionante que el tiempo sabrá premiar.
  • La reducción de talla comporta de manera inevitable la selección de reproductores de plumaje corto y lógicamente se deberá renunciar a ciertos valores en cuanto a forma y redondez. El Gloster con plumaje intenso debe jugar un importante papel.
  • El juez Gastoni Masini, experto criador del Gloster con varios títulos mundiales en su haber, escribe con corajes y una extraordinaria dosis de optimismo;

”Sostengo que es posible obtener sujetos con la talla mínima de 11 centímetros, sin una particular renuncia a la tipicidad conseguida”.

Con este trabajo no queremos crear ningún tipo de alarma o desaliento entre los criadores. Simplemente se ha querido expresar la situación real, dando las pautas que estimamos necesarias a adoptar, si de verdad queremos recuperar el Gloster en su justa medida.

 

El tema se discute en http://www.canariculturacolor.com/foros/showthread.php?t=15082

Te puede interesar

Escribe un comentario